Mad Chimera World

Mad Chimera World

Andrés Tena, Carles Congost, Claudia Dyboski, Friederike Hantel, Momu & No Es, Paco Chanivet, Pablo Durango

04 / 06 / 21  -  06 / 08 / 21 // BCN
Mad Chimera World
Mad Chimera World *
 
A los seres del pasado,
En algún momento de mi presente que es vuestro futuro.
 
“Unas extrañas máquinas flotan sobre un desolado desierto salpicado de viejos edificios en ruinas. El mundo ya no es como se conocía antiguamente. El control del planeta está en manos de las hembras, quienes utilizan a los machos como simples herramientas  para aparearse y luego devorarlos. Es por ello que los escasos machos que quedan se ven obligados a intentar hacerse pasar por hembras. Los humanos ya no existen, los seres de este mundo parecen ser seres híbridos de los múltiples seres que en tiempos pasados poblaron el planeta.”
 
Esto es lo que escribió en algún tiempo incierto un tal Seishi Kishimoto en esos extraños cuatro libros llenos de dibujos llamados Mad Chimera World donde contaba el periplo de dos hermanos en pos de salvar(se) en un mundo hostil. Parece mentira que el mundo en el que habito hoy y en el que estoy escribiendo esto se parezca tanto a ese mundo narrado en aquellos libros. Parecen casi proféticos. 
 
Por la información que he logrado encontrar entre las ruinas de esta antigua ciudad en la que vivo, estos libros fueron publicados en algún momento tras algo que se llamaba pandemia. Me parece tan raro que el mundo acabase siendo tal y como se describe en ellos. Por otros textos que también he encontrado, parece ser que en aquellos tiempos todo el mundo estaba volcado en escribir sobre lo que ocurre en estos momentos anticipándose a la realidad (¿serían visionarios o profetas en su momento?).
 
Otro de los libros que encontré entre las ruinas hace ya algún tiempo también planteaba algo similar. Lo escribió alguien que se hacía llamar Donna Haraway y hablaba de seres híbridos, prótesis y algo llamado Chthuluceno, que se parece mucho a lo que es el presente en el que habito, solo que de una manera bestial y despiadada. Parece ser que los seres del pasado no le echaron (echasteis) cuenta y ese raro ente del que hablaba llamado Capitalismo arrasó con todo. Lo único que cambió es el hecho de que frente a la hostilidad de este mundo en el que habito, las hembras rompieron con su opresión y se mostraron más fuertes que los machos quedando estos relegados a sus servicios y a servirles de alimento.
 
Estos libros de los que os hablo, los guardo junto a otros objetos en un lugar al que llamo El Sótano, aunque por lo que he podido descifrar en un antiguo grafismo de la pared, en otro tiempo se llamó Espai Tactel Toormix. El sitio parece un poco hostil y está colonizado por seres que se reparten y emergen por todo el espacio y aunque parecen peligrosos (y puede que lo sean) al mismo tiempo me dan una extraña sensación de sublimación y de belleza que hacen que dentro de la hostilidad que despierta el espacio haya algo que me dice que es un sitio seguro.
 
Otro de los objetos que guardo allí junto a los libros es un vídeo (creo que se llama o llamaba así). Son algo parecido a los hologramas de hoy pero de una manera más rudimentaria. Este vídeo me fascinó porque, al igual que en los libros que guardo, parece representar ese pasado primigenio donde los antiguos y extintos humanos estaban comenzando a evolucionar e imbricarse con el comportamiento de esos otros seres llamados animales. En el vídeo se muestran extraños rituales y prácticas entorno a lo que parecen ser mecanismos de control que se tenían sobre estos humanos pasados. En él hay algo que vaticina el origen y el devenir de este mundo que habito.
 
También guardo algunas representaciones antiguas que se adelantaban a lo que es mi mundo actual. En una se ven unos seres similares a los que pueblan este mundo en un paisaje tan idílico como peligroso. Otro es la representación de una hembra lista para el sexo/caza**. La última representación que guardo es tan extraña como hipnótica en cuanto a lo que tiene de deidad,  pues es la representación de ese objeto protésico que suelen usar algunos machos para camuflarse como hembras para no ser cazados y que en el idioma pasado se llamó peluca.
 
Todos los objetos que guardo en El Sótano son protegidos por Balthazar y Casandra, dos amigues*** leales que protegen y comparten mis tesoros. Balthazar es une guerrere nate peligrose pero dispueste a defender a cualquier amigue, está curtide en mil batallas y es el mejor de les guardianes. Casandra es igual de peligrose que Balthazar y más teniendo en cuenta esa extraña belleza que atrae y repele y hace que inocule sus ideas parasitarias en las mentes de las personas que se acerquen a elle.**** 

La pregunta sobre el porqué custodio todos estos objetos es algo que me hago continuamente. Quizás es un recordatorio, una necesidad de mantener las historias vivas y de contarlas y recontarlas de investigarlas, repensarlas y trasmitirlas. Un intento de dialogar con ellas y aprender sobre el devenir de nuestro presente/futuro. Es quizás por este motivo por el que escribo esto dirigiéndome a los seres del pasado, en un intento de crear alianzas y parentesco, sin saber muy bien quién lo acabará leyendo y cómo…
 

*El texto original estaba escrito en un idioma desconocido y fue traducido por el departamento de lenguas antiguas en colaboración con el equipo de investigación de lenguas perdidas de la Universitat de Barcelona. Actualmente el texto se encuentra clasificado y se desconoce su paradero al ser confiscado por las autoridades competentes.

** Nota de los traductores: En el idioma en el que está escrito el texto sexo y caza parecen ser palabras sinónimas.

***Nota de los traductores: En el idioma original del texto estos dos seres parecen ser entes sin género definido, es por ello que los traductores han decidido traducir esta parte usando el género neutro. 

****A partir de aquí falta parte del texto y hay un salto.

#madchimeraworldtactel