Password

Vicky Uslé

12/01/2018 02/03/2018

PIEL, TIEMPO Y SUSTANCIA.
Viviendo en el espacio de mi mirada.

Permanente y sin tiempo, la pintura avanzando, lenta y ajena a actualidades y calendarios, pero en movimiento, apenas perceptible, pero latiendo, persistente.

No es fácil mirar pintura, su permanencia y sustancia es un espacio propicio a la reflexión. Cuanto mas miramos mas vemos y la pintura nos permite una espléndida forma de concentración, donde pensamiento y mirada propician un ejercicio complejo de experiencias donde concurren innumerables mecanismos, en nuestra mente, nuestra imaginación y nuestro cuerpo. Nuestra piel, su piel y muchas otras cosas se funden, en ese lento abrazo. Solo así desposeídos de tiempo conseguiremos adentrarnos en la membrana que lo rodea y percibir las pulsaciones de su tiempo interno, el tiempo de nuestra atención y nuestra búsqueda, el tiempo de la imagen más lenta y su proceso.

Existe en la pintura un movimiento, apenas perceptible como lugar, o distancia entre puntos, que es más bien la transición entre zonas, acciones y lugares, de equilibrio y fricción, su vibración.

Conversación intensa y reflexiva, y ejercicio de inmediatez, de toma radical de decisiones. Miradas e intervalos, espacios-intervalo, vacíos, y dinámicas que la construyen: su proceso, crecimiento y formulación, como se define y abre. Invitándonos siempre a conocerla recorrerla y abrazar el encuentro con lo inesperado.

Reflexionando y operando, navegando en ella, con ella y desde ella, su espacio y las distancias de un itinerario físico: su mapa mental y su formato; su espacio y los otros múltiples que nos sugiere y muestra, generosa.

Inmediatez y permanencia, fusionados, como un ¨todo¨ que funde intuición y razón. Frente a ella, dejándote llevar, soltando y recogiendo, para reconocernos ambos.

Espacio y pintura como arquitectura de las cosas y los mundos, de su propia consistencia orgánica y sustancial, desde su formación, su germen y sus ruinas. Cada pincelada, rítmica, suelta o reposada, construye también nuestro retrato y nuestro desplazamiento, como, también, nos movemos entre espacios y como nos replegamos, adecuamos, adaptando nuestras necesidades y deseos a la voz que crece, a lo que nos pide la obra en su crecimiento.

Rotunda y ágil, meditada y sutíl, la pincelada nos ayuda a abrir y proyectar nuevos huecos, vacíos y deseos paredes y pieles. Construyendo y de-construyendo hábitats, y formas, sensibilizando sistemas que antes parecieran fosilizados o imposibles.

Al pintar habitamos en espiral, la piel y su detrás, sobre el vacíos, unidos en un abrazo permeable con ella. Esta es la permanente conversación con la pintura, desde el vacío al reconocimiento, entre miradas, acciones y pausas.

Sponsors


Contacto

C/ Dénia 25, B.  46006  València  (Spain)

Tel1. (+34) 963 958 808

Tel2. (+34) 696 190 285

espaitactel@espaitactel.com

Newsletter

 

Horario

Lunes - Viernes 11:00 - 14:00 y 17:00 - 20:00
y por cita previa


by Tactel Graphics